La borraja (Borago officinalis L.) en la botica serrana

Posee diversas propiedades medicinales, empleándose sus hojas, tallos y flores.  También es apreciada en la cocina mediterránea por su bajo contenido calórico y su acción depurativa

La borraja
La borraja

La borraja, borragem, borrage o borraxa, es una planta anual que no suele sobrepasar el metro de altura, de raíz gruesa y profunda, está cubierta de pelillos blancos puntiagudos, casi espinas.

Crece en tierras incultas, asilvestrada en cualquier cuneta o prado, así como en tierras de barbecho, aunque también puede cultivarse, ya que tiene un fácil cultivo para comercializarla como verdura, puesto que cada vez es más apreciada en la cocina mediterránea. 

Sus hojas son de color verde oscuro y rugosas, y todas se unen a un tallo principal que brota de la cepa.
Las flores de la borraja, que aparecen en primavera, forman ramilletes de un llamativo color azul o violáceo, raramente blancas; tienen el cáliz en forma de estrella y cinco estambres que sobresalen de ellas.  Estas flores se transforman en fruto a principios de verano, un fruto dividido en cuatro granos similares a la cabeza de una víbora.

Posee diversas propiedades medicinales, empleándose sus hojas, tallos y flores.  También es apreciada en la cocina mediterránea por su bajo contenido calórico y su acción depurativa.

Virtudes

La borraja contiene mucílago, hasta en un 35 %, así como resinas, malato cálcico,  nitrato potásico, ácido salicílico, vitaminas A y C, hierro, potasio y taninos.

Sus principales virtudes son la sudorífica y la diurética, para la primera utilizaremos las flores, preparando una infusión a base de 30 gramos de flores por medio litro de agua hirviendo, dejaremos enfriar y tomaremos endulzada al gusto.

En cuanto a su virtud diurética, la aprovecharemos mejor consumiendo sus tallos y hojas, en infusión o como verduras, eso sí, previamente despojados de sus pelillos y consumidos a modo de espinacas.  También pueden consumirse crudos en ensaladas o preparados en tortilla.

Se dice que las hojas de borraja echadas en vino alegran el corazón, así podemos preparar un buen vino de borraja, a base de 300 gramos de hojas por cada litro de vino bueno de la Sierra de Gata, el cual dejaremos macerar durante tres meses, filtrando el resultado y embotellándolo para consumir durante las comidas.

También posee virtudes emolientes y antinflamatorias, para este uso, podemos preparar cataplasmas que aplicaremos sobre los forúnculos, a base de hojas de borraja escaldadas en agua caliente y colocadas lo más calientes posible, sin quemar al paciente, más bien templadas y cubiertas por gasas para dejarlas actuar.

El "aceite de borraja" se prepara a base de semillas prensadas y es rico en ácidos grasos insaturados, de sabor agradable se utiliza para condimentar ensaladas y ayuda a reducir el colesterol.  También podemos aplicarlo a base de masajes sobre la piel, mitigando numerosas afecciones.

Sus flores pueden añadirse a las ensaladas para consumirlas, otorgándoles un toque de color adicional, haciéndolas más apetitosas.