domingo. 03.03.2024

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum L.) en la botica serrana

Las castañas de indias se utilizan como remedio contra la diarrea, la fiebre, así como los problemas de próstata, con la que guarda similitud en cuanto a su forma y tamaño. Sus hojas constituyen un buen remedio contra el eczema, dolores menstruales, así como las inflamaciones en general, la artritis o el dolor en articulaciones

El castaño de indias
El castaño de indias

El castaño de indias o castanheiro da india es un árbol alóctono procedente de las sierras de Grecia, donde crece en estado silvestre, aunque se le denomina "de indias", porque en un principio se pensó que procedía del lejano Oriente.  Desde Grecia llegó a la Península Ibérica para aprovechar sus virtudes medicinales y cultivarlo como ornamental.

Árbol de gran porte que puede superar los veinte metros de altura, de copa radondeada, sus hojas caducas y opuestas, son de un color verde intenso y están divididas en forma palmeada con el borde aserrado.

Sus hermosas flores, que aparecen en primavera, se disponen en inflorescencias terminales y son hermafroditas, de color blanco o rosadas.  Estas flores originan el fruto en forma de castaña, allá por el mes de septiembre, contenido dentro de una cápsula de púas blandas, al contrario que nuestro castaño que protege las castañas con erizos más punzantes.

Virtudes
Aunque su apelativo "hippocastanum" significa literalmente "castaño de caballo", debido a la aplicación de sus castañas durante siglos a la cura del asma de los caballos, el castaño de indias posee numerosas virtudes medicinales para el hombre.

La coteza de sus ramas contiene un glucósido denominado "esculina" y esculetina, taninos, etc...  Se utiliza como remedio contra la malaria y la disentería.

Las "falsas" castañas, que no son comestibles debido a su TOXICIDAD, pueden llegar a provocar el coma o la muerte, ya que  contienen esculina,  también saponina, aceite y otros componentes menos importantes.

La principal virtud del castaño de indias es la vasoconstrictora, resultando un remedio efectivo para las hemorroides dolorosas, varices y flebitis.

Tal era su potencia, que antiguamente se aconsejaba colocar varias castañas bajo el colchón para que hicieran efecto durante la noche, incluso llevarlas en el bolsillo de quien sufría hemorroides dolorosas.
Sin embargo, lo mejor es administrarlo mediante tintura elaborada a base de castañas frescas descortezadas. También podemos preparar un cocimiento con unos 50 gramos de corteza o castañas bien machacadas en un mortero, en un litro de agua,  esta mezcla la filtraremos y tomaremos hasta dos tazas al díacomo antihemorroidal y antiflebítico.

Las castañas de indias se utilizan como remedio contra la diarrea, la fiebre, así como los problemas de próstata, con la que guarda similitud en cuanto a su forma y tamaño.  

Sus hojas constituyen un buen remedio contra el eczema, dolores menstruales, así como las inflamaciones en general, la artritis o el dolor en articulaciones.
 

El castaño de Indias (Aesculus hippocastanum L.) en la botica serrana