CEREZO (Prunus avium L.) en la botica serrana

Las cerezas con un alto porcentaje de flavonoides, sobre todo antiocianinas, se convierten en un excelente antioxidante y sus rabitos poseen propiedades diuréticas, preparando una tisana con 30 gramos de rabillos que hervimos en un litro de agua. Antaño se decía que era una fruta engaña hambrientos, pues los llenaba a cambio de pocas calorías, lo que actualmente se traduce en fruta ideal para hacer dieta baja en calorías

 

, Cerezas Campa 005.jpg
, Cerezas Campa 005.jpg

Moroviña, cerejeira, cereixeira, o cerdeira, son algunos nombres que recibió el cerezo por nuestra zona. Se trata de un árbol que puede alcanzar los 15 metros de alto, con hojas caducas y corteza lisa y grisácea. Sus hojas entre ovaladas y lanceoladas, son vellosas en el envés, doblemente dentadas en los bordes.

De floración espectacular, pues nacen en ramilletes en umbela, entre dos y seis flores en cada uno, de color blanco, con cáliz y corola de cinco piezas.

Su fruto de hueso, es la cereza, drupa redondeada de 2 ó 3 centímetros de diámetro, de color rojo intenso al madurar, su carne firme es jugosa y dulce.

Su floración adorna las laderas de la cercana comarca de la Vera, desde finales de marzo hasta mayo, cuando llega su máximo esplendor, dependiendo de las variedades, más tempranas o tardías de cerezo.

Virtudes

Las cerezas continen azúcar invertido, hasta un 15 %, algo de ácido salicílico, materias pécticas y tánicas, así como una sustancia que le otorga su color rojo, y ácidos málico, succínico, cítrico y láctico. Sus semillas contienen un 30% de aceite, una esencia con amigdalina y emulsina.

Tienen fácil digestión y son muy saludables, antaño se decía que era una fruta engaña hambrientos, pues los llenaba a cambio de pocas calorías, lo que actualmente se traduce en fruta ideal para hacer dieta baja en calorías.

Los rabitos de las cerezas poseen propiedades diuréticas, preparando una tisana con 30 gramos de rabillos que hervimos en un litro de agua.

Las cerezas con un alto porcentaje de flavonoides, sobre todo antiocianinas, se convierten en un excelente antioxidante.

Contienen polifenoles, lo cual potencia aún más la actividad antioxidante, reduciendola oxidación de las grasas, evitando la formación de placas que disminuyen el calibre de las arterias.

Por su contenido en fibra, permite captar el exceso de colesterol y residuos, eliminándolos del organismo, así reduce la concentración de colesterol en la sangre

Con las cerezas se prepararon siempre exquisitas mermeladas, así como aguardiente de cereza o de guinda (cerezo silvestre).

Una buena receta de mermelada es la siguiente: quitamos los huesos y rabillos a 1 kilo de cerezas, les añadimos kilo y medio de azúcar y las colocamos en una cazuela durante toda la noche. Al día siguiente, calentamos la mezcla hasta que hierva, removiéndola de vez en cuando, se deja hervir durante 15 minutos.

Al enfriarse, la vertemos en un tarro de cristal con tapa y conservamos en un lugar fresco. Se trata de una mermelada ligeramente laxante.

El aguardiente de guindas o cerezas, se prepara llenando con ellas una botella de cristal, pero sin apretarlas y vertiendo aguardiente de la sierra hasta cubrirlas por completo. Podemos añadir un poquito de canela, todo bien tapado se deja macerar durante cuarenta días. Después se añade unos 200 gramos de azúcar y se remueve la botella, pasada una semana estará en su punto óptimo. Se suele tomar una copita de este aguardiente junto con dos o tres cerezas.