El manzano (Pyrus malus L.) en la botica serrana

Entre los Celtas, el manzano era uno de sus siete árboles sagrados, para ellos era símbolo de la inmortalidad, de la perfección y de la pureza. Sus flores eran signo del amor y de la fertilidad, sus frutos se ofrecían a los dioses, ya que observaron que el manzano se desarrolla en armonía con el ritmo anual del sol como ningún otro árbol
otto wilhelm thomãˆ: flora von deutschland, ã·sterreich und der schweiz (1885) - permission granted to use under gfdl by kurt stueber. source: www.biolib.de
permission is granted to copy, distribute and/or modify this image under the terms of th
otto wilhelm thomãˆ: flora von deutschland, ã·sterreich und der schweiz (1885) - permission granted to use under gfdl by kurt stueber. source: www.biolib.de permission is granted to copy, distribute and/or modify this image under the terms of th

Manzanera, manzanal, maceira, macieira o macanzeira, son algunos de los nombres que recibe este árbol que se cultiva en los huertos de todo el país, aunque vive mejor en el norte, incluso existe una variedad silvestre de fruto más pequeño.

Conserva su nombre latino "malus" que procede del vocablo griego "melon", cuyo significado es "manzana".

Sus variedades son innumerables, fruto del cruzamiento y selección al que ha sido sometida la especie a lo largo de la historia, puesto que ha convivido con el hombre desde que Eva ofreció a Adán la más famosa de las manzanas.

Se trata de un arbolillo de hasta 10 metros de altura, de hoja caduca, cuyo tronco presenta la corteza agrietada.

Sus hojas son simples y aserradas, de forma aovadas o elípticas, de un color verde intenso por el haz y blanquecina por el envés, al estar cubierta de pelusa.

Las flores grandes están agrupadas en ramilletes al final de las ramas, tienen 5 pétalos de color blanco con algunas manchas rosadas y numerosos estambres, de olor muy agradable. Aparecen en primavera, generalmente por abril o mayo, según variedades.

Su fruto es la famosa manzana, formada por un receptáculo carnoso, achatado y con ombligo, que recibe el nombre de "pomo", en cuyo centro alberga las semillas. Las variedades más tempranas maduran en junio (sanjuaneras), pero algunas más tardías mantienen el fruto durante parte del invierno.

Virtudes

Según el grado de madurez, las manzanas se componen de gran cantidad de azúcares, entre un 8 y un 14 %, dextrosa, levulosa y sacarosa.

Contienen además pectina, protopectina, pentosanas y algunos ácidos orgánicos como el ácido málico, cítrico o salicílico, así como algunos taninos y vitamina C en cantidades importantes.

De todas sus virtudes, la más importante es la laxante, teniendo gran acogida para combatir arreglos intestinales en los niños, ya que su efecto es suave y siempre favorece la digestión.

Se trata de un alimento-medicamento, debido a sus múltiples beneficios para el organismo, ya que simplemente cocida en agua y ligeramente azucarada, da lugar a un laxante suave para los niños.

El jarabe de manzanas casero se puede preparar rallando la manzana y meclándola con azúcar, dejando en reposo la mezcla durante un día entero, después filtraremos exprimiendo bien el residuo y guardaremos en un frasco de vidrio.

Podemos preparar "agua de manzanas" para dar a los enfermos para calmar su sed y atenuar sus fiebres, para ello partimos en pedacitos 2 ó 3 manzanas con piel y las hervimos durante 15 minutos en un litro de agua.

El zumo de manzana fermentado es la popular "sidra", bebida alcohólica típica del norte de España, donde se preparan excelentes sidras, especialmente en Asturias.

Entre los Celtas, el manzano era uno de sus siete árboles sagrados, para ellos era símbolo de la inmortalidad, de la perfección y de la pureza.

Sus flores eran signo del amor y de la fertilidad, sus frutos se ofrecían a los dioses, ya que observaron que el manzano se desarrolla en armonía con el ritmo anual del sol como ningún otro árbol.