La hiedra (Hedera helix L.) en la botica serrana

Simboliza la inmortalidad, ya que puede vivir durante siglos. Con la hiedra elaboraban los romanos la corona de Baco, dios del vino. Antiguamente era utilizada por las mujeres como tinte para el pelo oscuro, así como para revitalizar y abrillantar sus cabellos

Hedera helix
Hedera helix

Planta trepadora y siempreverde, que puede alcanzar la misma altura que los árboles sobre los que se apoya.

Su nombre "Hedera" proviene del latín "haerere", que significa "adosada", ya que tiene la propiedad de pegarse a piedras y troncos mediante pequeñas raices que brotan de su tronco leñoso.

Vive sobre muros de piedra o subida a los árboles en los bosques de toda la Península.  En jardinería es muy apreciada como trepadora y como seto, ya que admite muy bien la poda.

Sus hojas de color verde oscuro y más claras por el envés, son palmeadas y suelen dividirse en tres o cinco gajos, aunque también tienen hojas romboides o aovadas.  Existen variedades ornamentales variegadas o de color más claro, incluso de hojas amarillas.

Sus flores brotan en umbelas al final del verano y son muy pequeñas, de color verde amarillento o amarillas, transformándose en fruto durante la primavera siguiente, un fruto redondo y negro, del tamaño de un guisante, a modo de pequeña baya donde contiene las semillas.  La ingestión de estos frutos es peligrosa, ya que son purgantes y vomitivos debido a su toxicidad.

Virtudes 

Hojas y tallos verdes contienen hederina, flavonoides, poliacetilenos, ácido clorogénico, resinas y algunos alcaloides.

Sus frutos contienen glucósidos y ácido hederotánico, así como hasta un 20 % de aceite.

Si se realizan incisiones sobre su tronco leñoso, haremos brotar gomorresina de hiedra.

Se trata de una planta que debe manejarse con cuidado, ya que su mal uso puede provocar efectos secundarios indeseables.

Sin embargo, sus propiedades beneficiosas son varias, destacando principalmente la vasodilatadora, así como la vulneraria, la emenagoga y la antitusígena.

En uso interno, la infusión de 15 gramos de hojas frescas en un litro de agua, sin sobrepasar esta cantidad, nos permitirá calmar la tos.

Esta misma infusión, pero usada externamente, nos ayudará en la cicatrización de heridas y quemaduras si las lavamos con ella.

También podremos aliviar los problemas reumáticos y neurálgicos aplicando sobre las zonas afectadas la misma infusión.

Otra de sus virtudes es la de combatir los callos, para ello aplicaremos sobre él una hoja de hiedra fresca, que previamente hayamos dejado empapar durante 24 horas en vinagre de vino bueno de la Sierra de Gata y que dejaremos actuar durante otras 24 horas.  Tras esta operación el callo saltará facilmente.

Simboliza la inmortalidad, ya que puede vivir durante siglos.

Con la hiedra elaboraban los romanos la corona de Baco, dios del vino.

Antiguamente era utilizada por las mujeres como tinte para el pelo oscuro, así como para revitalizar y abrillantar sus cabellos.