sábado. 13.04.2024

El Consejo de Gobierno ha aprobado el decreto que regula las subvenciones a los ayuntamientos de la región para financiar las ayudas destinadas a garantizar el acceso de los ciudadanos a unos suministros mínimos vitales, al tiempo que se autoriza la primera convocatoria para el año 2015 con una dotación de cinco millones de euros. 

De acuerdo con este decreto, se entiende por derecho a un mínimo vital el derecho de todos los individuos que forman una comunidad a contar con una cantidad mínima de recursos para hacer frente a sus necesidades más básicas. 

Desde 2007, la factura eléctrica se ha disparado en España un 63%, mientras que la renta media de los hogares se ha reducido un 8,5%, según las cifras del Instituto Nacional de Estadística. La tasa de pobreza energética ha pasado del 5,9% en 2008 al 10% en 2010, y se estima que actualmente ronde el 15%.

En el caso de Extremadura, son más de 27.000 familias las que tienen problemas para abonar las facturas, por lo que el gobierno regional no puede obviar está grave circunstancia.

En este sentido, se pretende garantizar el suministro de al menos 100 litros de agua potable por persona y día, y de 6 kilovatios/hora día de consumo eléctrico por vivienda, todo ello con el objetivo de cubrir las necesidades vitales mínimas de las familias que no pueden hacer frente a las elevadas tarifas de estos suministros.

Por lo que respecta a la primera convocatoria de estas subvenciones, el plazo de presentación de las solicitudes por parte de los ayuntamientos comenzará el día siguiente al de la publicación del decreto en el Diario Oficial de Extremadura y concluirá el 15 de noviembre de 2015.

La cuantía individualizada de la subvención será el importe solicitado por cada ayuntamiento con un límite que variará en función del número de habitantes de cada municipio.

Los ayuntamientos recibirán 5 millones para garantizar los mínimos vitales de sus...