sábado. 15.06.2024

Tejer y construir comunidad

Para la periodista Beatriz Calvo "en el digitalino nos regalan cada día con noticias que hacen amable la mañana, que nos recuerdan la economía real de unas comunidades y pueblos que todavía no se han embarcado en realidades virtuales que estrechan la vida y el mundo en una pantalla ridícula de un “smartphone”, donde como el tiempo está regalado, podemos hablar de las rutas preciosas de esta sierra mágica, de dónde encontrar las mejores setas...

 

Beatriz Calvo
Beatriz Calvo

A los lectores de Sierra de Gata Digital y en especial a su directora Sara:

Aquí van unas sencillas palabras sobre la importancia de la palabra como elemento creador de nuevas realidades, de su intensa capacidad para trasmitir valores, ideas, esencias. Sobre la importancia de que un proyecto como el digitalino no muera, en definitiva, por falta de compromiso de una sociedad que cada vez está más dormida a las manipulaciones de un sistema que acalla la voz de los que piensan diferente, de los que cuentan historias que edifican, o que dan voz a los sencillos, que aupan entre líneas digitales a la cultura rural, tantas veces denostada por la cultura ostentosa de las ciudades, que a menudo ridiculiza la sencillez del que vive asociado a la tierra, a sus ritmos de lluvias y sequías y sentencia que eso no tiene interés, no tiene glamour.

La cultura urbana menosprecia nuestras historias, nuestras conversaciones sobre si el agua este año volverá a manar en las fuentes en el verano, sobre si la trucha ha desaparecido de las riberas por culpa de la dejadez en la que hemos entrado en estos últimos decenas de años, sobre esa reunión de mujeres que son avanzadoras en su municipio pues han decido trabajar por recuperar su autoestima. Sobre la hierba que cura en cada estación y la receta campera que alegra la jornada en la huerta.

No debemos consentir que deje de manar la red de aconteceres que teje la vida diaria de una cultura que tiene mucho que decir en momentos donde la crisis económica mundial debe de volver la cara hacia formas de vida más sencillas y austeras. Desde el Sierra de Gata Digital hay mucho más que decir que lo que cuenta, a veces berreando, una Belén Esteban o un Pakirrin, o la catarba de extraviados que pueblan los medios de comunicación de masas, producidos allá en las capitales, donde sobrevive una cultura que perdió el norte de las cosas auténticas hace ya mucho tiempo, y que quiere imponer su mal hacer, su mal decir, y su mal pensar.

Mientras en las teles vociferan mujeres de mala vida, hombres de terrible reputación, ladrones de guante blanco, se televisan series sobre la codicia, o la perturbación mental de asesinos que se convierten en protagonistas, en el digitalino nos regalan cada día con noticias que hacen amable la mañana, que nos recuerdan la economía real de unas comunidades y pueblos que todavía no se han embarcado en realidades virtuales que estrechan la vida y el mundo en una pantalla ridícula de un “smartphone”, donde como el tiempo está regalado, podemos hablar de las rutas preciosas de esta sierra mágica, de dónde encontrar las mejores setas. Y dónde podemos contar nuestras pequeñas iniciativas, nuestros pequeños negocios, propios de la economía real, no de esa dictadura financiera que especula con el sufrimiento de  millones de seres humanos. Podemos también elevar nuestra crítica a los que nos representan, porque hemos sido nosotros los que les hemos colocado en el lugar donde se debe defender el derecho de todos y no de unos pocos y hablar de cielos estrellados, del último premio literario o deportivo a nuestros jóvenes, truequear lo que nos sobra, poner en red nuestras inquietudes y nuestras necesidades… tejer y construir comunidad.

Querida Sara dinos que tenemos que hacer para ayudar al digitalino. Un abrazo.

Sierra de Gata Digital es por ti. Es por todos. Colabora.

 

Tejer y construir comunidad